Mi estudio

 

Quiero enseñaros mi sitio de trabajo, mi pequeño rinconcito, que para mi es un lugar muy especial, porque además de haberlo ido preparando con toda la delicadeza, detalles y amor del mundo, es un lugar mágico porque aquí es donde se escribe y se capta cada historia, tu historia.

 

Después de varios cambios,  tengo mi estudio definitivo, es un lugar lleno de detalles, atrezzo, y color. Lo he preparado para que os encontréis tan cómodos como en casa: con un pequeño sofá, un cambiador para que os sea más fácil atender a vuestro bebe, etc.

Es un lugar mágico porque no es siempre igual, va cambiando según la sesión del día y  según vuestros gustos el decorado se va personalizando, para que cada sesión sea única…

 

El estudio está preparado para que la climatización del mismo sea óptima para cada sesión, así por ejemplo, para las sesiones de recién nacido la temperatura es bastante alta para que vuestro tesoro esté agustito y no pase absolutamente nada de frio, a lo mejor los papis pasáis algo de calor, pero lo primero es lo primero…

 

Os dejo algunas fotos, pero lo mejor es verlo en directo. 

Y lo más importante de todo, es que la LIMPIEZA E HIGIENE que mantengo es muy alta, porque por aquí, pasan los más pequeños de vuestra casa: las instalaciones se desinfectan antes y después de cada sesión, todo el atrezzo usado con un bebe se lava después de cada sesión aunque no se haya manchado, durante la manipulación de recién nacidos o bebés se usan geles desinfectantes continuamente, etc. 

Todo esto ya estaba protocolizado en mi día a día pero tras el estado de alarma que estamos viviendo en 2020 por COVID19, las medidas de higiene se verán reforzadas una vez se levante el estado de alarma y podamos volver a la normalidad: con geles desinfectantes, mascarillas y cubrezapatos desechables por parte del fotógrafo para todas las sesiones, además de las medidas ya aplicadas con anterioridad.

 

Si quieres información sobre alguna sesión, comentarme dudas o reservar tu sesión puedes hacerlo por aquí.

 

Os recuerdo que si queréis venir mejor al estudio tenéis que concertar cita.