SESIÓN DE FOTOS DE CUMPLEAÑOS O SMASH CAKE

Hola!!!

Hoy quiero enseñaros una de las últimas sesiones de CUMPLEAÑOS o también conocidas como SMASH CAKE, que traducido es «aplastar la tarta», si si habéis escuchado bien. 

Estas sesiones son más habituales en el primer añito del bebé, pero … ¿por qué no quedarte con el  recuerdo de cómo reacciona cada año ante una tarta?… aunque en la variedad está la riqueza: un año una tarta, otro pueden ser donuts, otro fruta, o cualquier cosa que se os ocurra. Se pueden hacer en estudio, pero si hace buen tiempo y el campo está bonito podemos elegir exteriores.

Suelen ser sesiones muy muy simpáticas porque después del primer año del bebé, donde les vamos enseñando las normas, qué debe tocar, que no… de repente, le dejamos delante de una TARTA…. ¡imaginaos la cara de ese bebé! todo un poema, mirando la tarta, mirando a sus padres…. todo un dilema… ¿qué hago? jajaja; y además están en una edad preciosa en la que no paran de reír, tienen expresiones de lo más variopinto, y con poco son felices…. 

Pues la reacción de los peques suele ser muy variada: empiezan como he dicho arriba con un poquito de incertidumbre sobre qué hacer, pero cuando van viendo que no reciben ninguna corrección, entonces… empieza la fiesta; otros bebés no están acostumbrados a la textura de las tartas o al sabor dulce y puede que no les emocione su tacto, por eso suelo recomendar, que un tiempo antes se vaya familiarizando un poquito con esas texturas. No tiene que comerlas si no queréis, pero al menos tocarlas. No obstante, si esto ocurriese, no pasa nada, porque la sesión consta de más partes. 

Paso a comentaros cómo planteo estas sesiones y os enseño las fotos del pequeño Víctor, que por cierto, no le gusto nada de nada la textura de la tarta, pero veréis que el resultado fue precioso también: 

 

Primero

Fotos vestidito lindo sin la tarta. Y si los papás quieren un recuerdo con él es el momento.

 

Segundo

¡Le presentamos a su amiguita la tarta

 

Tercero

Le damos un baño calentito para hidratar su piel y quitar los restos de tarta y que se vaya limpito a casa.

 

No me digáis que no os apetece tener vuestro recuerdo así, ¡yo muero de amor!

 

Gracias a todos mis clientes por confiar en mi y por dejarme enseñar mi trabajo con las imágenes de sus pequeños TESOROS.

 

Besos enormes